Como lo hemos visto anteriormente, las fosas sépticas son utilizadas para el tratamiento de aguas residuales por lo que deben mantenerse en el mejor estado posible. Lamentablemente, presentan algunos problemas comunes que en Sani Sur te ayudamos a conocer para que puedas reconocerlos.


Se ha inundado a causa de las lluvias


Un problema que es difícil detectar si no se presta atención y se le da mantenimiento a tu fosa séptica. Hay que recordar que las fosas no tienen drenaje despejado como medida de escape para el agua, así que las lluvias pueden provocar una inundación. En este punto la fosa no tiene la posibilidad de desaguar el agua.


Absorción del agua


Es posible que la fosa séptica haya absorbido toda el agua por una misma arqueta de mantenimiento, lo que va a provocar que las heces y residuos, junto al líquido que ya se encuentra en la fosa, se escape por las otras arquetas. En casos extremos puede escaparse por el mismo escusado.


¿Cómo prevenir estos problemas?


En Sani Sur te recomendamos que supervises la cantidad de agua que fluye a través de tu fosa séptica de forma regular. También es importante que los residuos que deseches por el fregadero no sean grasa, detergente o productos químicos porque pueden crear problemas.


También es importante realizar el desazolve de tu fosa séptica con regularidad y que sea hecha por un profesional.